Seleccionar página

Retos de la comunicación sociosanitaria

Comunicación corporativa

Este artículo pertenece a una serie de posts sobre los retos de la comunicación corporativa. Entendemos que cada sector necesita unas fórmulas específicas, así que aquí indicamos nuestra receta para el sector sociosanitario.

El sector sociosanitario disfruta de un crecimiento continuado y sostenido y es uno de los sectores con mayor proyección de futuro. El envejecimiento de la población y los estándares de bienestar a los que estamos acostumbrados así lo garantizan. Nos cuidamos más y pagamos por que nos cuiden.

Por ello, una correcta y eficaz gestión de la comunicación digital sociosanitaria es determinante para el éxito de entidades  tanto públicas como privadas. Para lograrlo, creemos imprescindible tener en cuenta una serie de factores:

  • Ser referente. La tendencia en boga es el autocuidado. Internet se ha convertido en una fuente de información facultativa y, en tiempos de fake news, la credibilidad en el vellocino de oro. Aparecer como referentes de información veraz en el entorno online se traduce en beneficio reputacional y por tanto en aumento de nuestro negocio. Os sugerimos que busquéis en google, por ejemplo, ‘rotura de fibras’. Veréis qué empresa aparece como mejor posicionada. Es un ejemplo de contenido premiado por el buscador gracias a una estrategia de contenidos bien trabajada.
  • Nuevos canales. Los servicios sociosanitarios son cuestión de confianza. Confianza en quien los ofrece, confianza en quien los recomienda. Pero, ¿quién no ha utilizado un smartphone antes que el ‘boca a boca’ para buscar un servicio de interés? Nuestro contenido debe estar pensado para mostrarse en el móvil y esto exige varias condiciones sine qua non: claridad, concreción y ser muy visual.
  • Estrategia digital. Presencia en redes sociales. ¿En cuáles? Depende de cuál sea nuestro target. ¿Cómo? El lenguaje y los formatos de vídeo se deben adaptar al público al que nos dirigimos. No publicaremos lo mismo en LinkedIN, que implica un carácter más profesional y técnico, que en Facebook donde se apela a la sensibilidad y a la cercanía.
  • Escucha activa e individualizada. Internet y las redes sociales han generado una realidad que no tiene vuelta atrás: el empoderamiento del usuario. La comunicación ha dejado de ser unidireccional para convertirse en bidireccional y/o multidireccional. Twitter o plataformas como TripAdvisor nos han devuelto al tiempo de los romanos, donde el consumidor es César y los gladiadores son las marcas. Las compañías deben escuchar y responder a los usuarios en tiempo y forma.