Seleccionar página

Las 5 tendencias que marcarán el futuro de la comunicación

Comunicación corporativa

La Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom) ha publicado su anuario La transformación del Dircom. Capacidad de evolución para compartir las principales tendencias que nos esperan en los próximos años. Tras revisarlo detenidamente, sintetizamos las cinco predicciones más relevantes:

ÉTICA Y VERDAD

La información veraz y contrastada gana importancia en un contexto donde abundan las fake news. Los grupos de interés demandan la hipertransparencia a las organizaciones y a las instituciones. El público busca que las campañas sean responsables, honestas y coherentes.

Por ello, la gestión de la reputación de las empresas se posiciona como un elemento fundamental. Este nuevo marco de transparencia y confianza está formado por usuarios que recomiendan mensajes con valores y no productos y sus compras están condicionadas por los valores y las acciones con propósito de las empresas.

BLOCKCHAIN Y GESTIÓN DE DATOS

La tecnología blockchain facilita que una gran base de datos verifique las informaciones y conozca la trazabilidad de la fuente original, y así comprobar la autoría. Esta tecnología, todavía en fase experimental en el sector de la comunicación, se anota como una clara tendencia de futuro para combatir el marco actual de desinformación y fake news.

Las principales aplicaciones de blockchain se encuentran en los siguientes ámbitos: la ciberseguridad, la transparencia y la gestión de datos. Gracias a esta tecnología se puede saber de dónde viene los datos, cuántos usuarios los leen y cuántos ingresos generan.

HIPERSEGMENTACIÓN Y STORYDOING

Las estrategias comunicativas se centrarán en su esencia más humana y emocional. La hipersegmentación se consolidará como otra tendencia en alza para personalizar los contenidos lo máximo posible. Estos contenidos tendrán un enfoque social, humano, emocional y sincero. Además, tendrán como objetivo hacer tangibles los valores de las empresas a través del storydoing.

MARCAS CON PROPÓSITO

La economía del propósito se entiende como una nueva forma de relación con los usuarios donde se comparte algo más que una transacción económica. Se basa en inquietudes, generar confianza y mejorar la sociedad en comunidad.

Esta estrategia consigue crear vínculos más profundos con los grupos de interés y ganar más confianza y reputación con los usuarios. Conocer los orígenes de las compañías y sus valores, además del diálogo y la participación del cliente, son las claves para que esta tendencia triunfe.

MEDICIÓN DE RESULTADOS

La medición de los resultados de los planes de comunicación sigue siendo una de las preocupaciones principales de las compañías. La tendencia deriva en una medición completa, fundamental para contabilizar el impacto de la marca en medios de comunicación y redes sociales. Pero también de los activos intangibles, como la reputación y la marca, que deben ser cuantificados dado su impacto directo en el negocio.